Estrabismo:

 

Qué es

El estrabismo es una afección ocular que consiste en la pérdida de paralelismo de los ojos. Es decir, mientras un ojo dirige la mirada a un objeto, el otro se desvía en una dirección diferente.

Causas

Habitualmente, ambos globos oculares se mueven a la vez, por lo tanto, el cerebro produce una sola imagen fundida y, como cada ojo tiene un punto de vista ligeramente diferente, la imagen es tridimensional.

Si los ojos no se alinean correctamente, el cerebro puede recibir imágenes de cada uno, que son demasiado diferentes para ser fundidas, ocasionando visión doble (diplopía). Para evitar la visión doble, el cerebro debe suprimir la imagen del ojo desviado.

 

Síntomas

El síntoma más evidente es la falta de paralelismo entre los ojos, aunque esta afección también provoca una pérdida de la agudeza visual respecto al otro ojo (ojo vago o ambliopía); posiciones anormales de la cabeza; desviaciones; inclinación y tortícolis; visión doble; pérdida de visión binocular, y errores en el cálculo de distancias y en la percepción de relieves.

Prevención

El estrabismo es una enfermedad que, como tal, no se puede prevenir ya que se produce por una falta de comunicación entre el cerebro y los músculos que se encuentran alrededor del ojo, lo que produce una desalineación ocular.

Tipos

En lo que respecta a su clasificación, el estrabismo se divide en cuatro tipos:

  • Endotropías: Aparece cuando los ojos están desviados hacia dentro. Este tipo se divide en acomodativa (desviación de los ojos causada por un esfuerzo de acomodación a medida que estos tratan de aclarar la imagen) y no acomodativa (que normalmente se debe a un deterioro de la fase acomodativa).
  • Exotropías: en este caso los ojos se encuentran desviados hacia afuera y su aparición suele ser tardía.
  • Hipotropías: Los pacientes que tienen este tipo de estrabismo presentan una orientación del ojo hacia abajo.
  • Hipertropías: Por último, en este caso los ojos se desvían hacia arriba. 

Diagnóstico

El especialista llevará a cabo un examen físico que conlleva una revisión detallada de los ojos.

Además, podrá realizar otro tipo de pruebas para determinar qué nivel de desalineación tienen los ojos:

  • Reflejo corneal a la luz: En este examen, el especialista sostiene una linterna enfrente del paciente a una distancia de 3 centímetros en el punto medio de los ojos, de esta manera podrá advertir la posición del reflejo de las dos córneas.
  • Prueba de oclusión-desoclusión: Se utiliza para detectar desviaciones manifiestas y latentes.
  • Examen de la retina: A través de, por ejemplo, diagnósticos digitales por imagen para tomar fotografías del interior del ojo del paciente.
  • Examen oftalmológico estándar: Se realiza para detectar problemas de visión.
  • Agudeza visual: Esta prueba se lleva a cabo para determinar si el paciente es capaz de ver letras pequeñas en una tabla que se coloca en su campo de visión.