Miopia:

 

Qué es

El ojo recoge las imágenes, las procesa y las transmite al cerebro para producir la visión. “El objetivo es que las imágenes lleguen nítidas a la retina y, para que esto se produzca, el ojo tiene que enfocar las imágenes a través de las lentes naturales (córnea y cristalino)”,

Causas

“son numerosos los trabajos publicados sobre los diferentes agentes en la progresión de la miopía en niños pero los resultados en ningún caso han sido concluyentes”.

“Sin embargo –continúan- las influencias genéticas sí parecen demostradas, aunque no se ha determinado ningún tipo de herencia”.

Según los datos que ofrecen los expertos:

•  Solo un 10 por ciento de los niños miopes no tienen padres miopes.

•  La frecuencia de presentación de la miopía en de un 16-25 por ciento si uno de los padres es miope y asciende hasta un 33-46 por ciento si ambos padres son miopes.

•  Las miopías elevadas suelen ser hereditarias. Aparecen en la infancia entre los 5- 10 años y van progresando hasta los 20-25 años o incluso más.

 

Síntomas

El síntoma principal de la miopía es la visión borrosa de lejos. Debido a ello, en ocasiones, los miopes realizan el gesto de cerrar parcialmente el ojo, forzándolo para intentar ver mejor.

Prevención

Se muestran de acuerdo en que las alteraciones son cada día más habituales debido al exceso de tiempo que pasamos realizando tareas de cerca. “Estas disfunciones pueden ser el detonante del incremento de miopías bajas o funcionales en estudiantes, opositores y todo aquel que tenga una excesiva demanda visual en distancia próxima”.

Tipos

•  Miopía simple: hasta 6 o 7 dioptrías.

•  Miopía patológica: más de 7 dioptrías.

Poyales, Pérez y Sánchez-Beato, de IOA Madrid Innova Ocular, realizan otras categorizaciones, según las características anatómicas del ojo, según la edad de aparición y según la evolución.

Atendiendo a las características anatómicas del ojo, la miopía puede ser:

•  Axial: el diámetro del ojo es mayor de lo normal, de tal forma que la imagen no se enfoca en la retina sino por delante de ella.

•  Refractiva: la longitud del ojo es normal, pero la potencia de refracción es demasiado alta.

Según la edad de aparición la miopía puede ser:

•  Congénita: presente desde el nacimiento y persistente durante toda la vida.

•  Juvenil: aparece entre los 6 y los 20 años y va aumentado progresivamente.

•  Tardía: surge entre los 20 y los 40 años, una vez que se ha completado el crecimiento y se han desarrollado todas las estructuras oculares.

Y según la evolución:

•  Fisiológica: todos los elementos que intervienen en la refracción están dentro de los parámetros normales.

•  Patológica: es maligna y degenerativa. Por encima de las 8 dioptrías.

Diagnóstico

“La miopía se diagnostica con un examen oftalmológico. Incluiría una graduación sin la aplicación de gotas para dilatar y otra tras aplicar estas gotas (para descartar espasmos de acomodación)”,